domingo, 18 de junio de 2017

Un complejo tecnológico que dialoga con el barrio

La flamante sede del Instituto Tecnológico de Buenos Aires, de Mazzinghi-Sánchez y Maletti-Zanel-Maletti, conjuga el doble carácter de su programa: educativo e industrial.



Por Ariel Hendler para ArquiNoticias
(Basado en la memoria de los autores)


En pleno Distrito Tecnológico de Parque Patricios se inauguró recientemente la nueva Sede del prestigioso ITBA, instituto universitario en el que se cursa la carrera de Ingeniería, que funcionó históricamente en la zona del Puerto de Buenos Aires. El nuevo complejo está integrado por tres edificios, uno nuevo  y dos existentes que fueron puestos en valor, cada uno con características y funciones diferentes, pero unificados en su estrategias de integración entre sí y con la vecindad.



El volumen nuevo se desarrolla en tres niveles sobre la toda calle Lavardén y unifica el conjunto, conectando los dos edificios existentes. A su vez, actúa como cierre del predio al quedar contenido entre dos espacios verdes de gran calidad. Los locales habitables tiene visuales a la futura plaza pública mientras que todas las circulaciones miran al patio con sus áreas verdes y deportivas. En este edificio funcionará la carrera de Ingeniería Informática, con aulas, oficinas y  laboratorios con la última tecnología.


En la planta baja tendrán lugar funciones comunes al complejo como los accesos, administración, salas de maquinas y confitería con sus respectivas expansiones exteriores. Se optó por una estructura de hormigón de losas sin vigas para tener un edificio muy flexible, dividiendo sus áreas a través de tabiquería modular con la posibilidad incluso de admitir modificaciones funcionales entre los distintos niveles si así lo requiriesen necesidades futuras.



Se puso en valor el edificio “Vieja Estación” para ubicar todas las áreas de Ingeniería Mecánica del programa se basa en requerimientos funcionales, alturas interiores necesarias y la vinculación sugerida con áreas de servicios y estacionamientos. En la Planta Baja del edificio existente se ubican los talleres y sectores de mayor complejidad logística, como maquinaria pesada y eventual movimiento de piezas.



También se decidió aprovechar íntegramente la nave mayor existente para ubicar el Auditorio, ya que las grandes estructuras permiten la disposición de las áreas más públicas del programa. La puesta en valor de estas estructuras originales, de grandes columnas y cabriadas metálicas de alto valor patrimonial, contrastadas con una estética y equipamiento moderno, pueden ser un aporte interesante al conjunto, en sintonía con el espíritu industrial y productivo de la Universidad.



Por último, el Patio exterior funciona como una Plaza interna de la Universidad para todos los usuarios de la misma, atrayendo todas las actividades de esparcimiento, de distracción, y deportivas, tan sustanciales a cualquier ámbito académico. En este gran espacio público de uso interno es donde todos, usuarios, estudiantes, profesores, visitantes, pueden lograr el desarrollo equilibrado y armónico  tan vital en ámbitos de estudio de primer nivel.








Planta baja


1° Piso

2° Piso

FICHA TECNICA
Instituto Tecnológico de Buenos Aires
Ubicación: Lavardén 315, Buenos Aires
Sup. Terreno: 9.700 m2
Sup. Cubierta: 6.700 m2
Proyecto y dirección: Mazzinghi Sánchez Arqs. y Maletti Zanel Maletti Arqs.
Directores de proyecto: Arqs. Alberto J. Maletti y Jorge Mazzinghi
Jefe de proyecto: Arq. Lucas Maletti
Colaboradores: Arqs. Leandro Siragusa, Julio Balloffet, Ivan Mori, Ignacio Ramognino, Santiago Gregorini
Asesores: Ing. Ing. Hugo Chévez (diseño estructural), Ing. Julio Blasco (termomecánicas), Arq. Jorge Carelli (sanitarias e incendio), Arq. Atilio Ricca (incendio).
Gerenciamiento y Dirección de obra: Roberts y asociados y Arq. Leandro Ardigó
Identidad visual y señalética: Estudio Shakespear
Año de concurso: 2013
Año de inaauguración: 2016
Fotografía: Ramiro Iotti

Ubicación


Street View





lunes, 12 de junio de 2017

Una obra efímera para la posteridad

A un año de su inauguración, el recuerdo de la notable estructura de madera diseñada por Atilio Pentimalli para la muestra argentina en la XV Bienal de Venecia.





Por Ariel Hendler para ArquiNoticias
(Texto en base a  la memoria de los autores)

Hace pocos días se cumplió un año de la inauguración del Pabellón Argentino en la XV Bienal de Arquitectura de Venecia 2016. Allí se albergó la muestra “Experimentar-Poéticas desde la frontera”, curada por Atilio Pentimalli con dirección artística de Alejandro Vaca Bononato, que se focalizó de exhibir “obras argentinas que hayan logrado ir más allá de la norma a través de la experimentación y la exploración en lo cotidiano”.




Según explica Pentimalli, las obras elegidas correspondieron a “arquitectos que en vida estuvieron alejados del ‘sistema’, los premios y las publicaciones”, y que en su mayoría son “difíciles de clasificar o encasillar”. En concreto, se incluyeron trabajos de Claudio Caveri, Jorge Scrimaglio, Francisco Salamone y Rafael Iglesia, además de otros actuales como Nicolás Campodonico, Claudio Vekstein o Francisco Cadau.



La muestra fue exhibida en (o a través de) una estructura de madera montada dentro del Pabellón. El artefacto de exhibición en sí mismo, proyectado por el mismo Pentimalli, consistía en una trama autoportante de listones de madera que, según explica el arquitecto, retomaba el sistema de entramado de vigas del edificio Altamira, de Rafael Iglesia, en Rosario, pero para “regresarlo a su estado inicial, al sistema constructivo y materialidad que le dio origen; es decir, la madera”.



La estructura continuaba el patrón del entramado de vigas del techo del Arsenal y lo desplegaba espacialmente. Así se conformaron vigas que creaban configuraciones y espacialidades variadas, tanto para la exhibición como para el descanso. Los módulos de madera de tramas horizontales (horizonte pampeano) fueron encarados, según explica Pentimalli, como “pequeños ejercicios o ensayos que surgen de la experimentación con un único elemento, un listón de cuatro por cuatro pulgadas llevando más allá sus posibilidades formales y espaciales”. 



Sobre esta base, mediante trabas se resolvieron los paneles de las muestras, los bancos de descanso y pequeñas ménsulas para soportes de folletería y catálogos. Por otra parte, las tramas abiertas generadas por los listones de madera permitían vivenciar la muestra con perspectivas tamizadas del interior del Arsenal. 



En suma, una obra de carácter efímero que, a un año de su instalación, merece ser recordada para perdurar.


























FICHA TECNICA
Pabellón Argentino XV Bienal de Arquitectura de Venecia
Ubicación: Arsenal de Venecia, Italia
Muestra: “Experimentar-Poéticas desde la frontera” (curador: Arq. Atilio Pentimalli; dirección artística: Arq. Oscar Vaca Bononato)
Proyecto: Arq. Atilio Pentimalli
Desarrollo de proyecto: Arq. Ana Arlia 
Colaboradora: Arq. Camila Urani
Sup. del Pabellón: 480 m2
Año: 2016
Fotos: Andrea Avezzu, A. Pentimalli
ubicación
street view